Enigma de una voz





reuní mis tormentos

mis nostalgias  


mis sombras

se hicieron ave fénix

en el sucumbir de la madrugada

viajan en sintonía con el aíre

a veces a favor

a veces en contra

deambulan en el latir de mi ideario

en mis parpadeos

en el desnudo ocaso

en mi lúdica utopía


  inevitablemente...


cargo con las dolencias

que ellas me ocasionan

mientras espero la lenta llegada

del devenir de los dardos.


Encendamos la llama...




Encendamos la llama que ayudará a querernos


entre tumultos de locura y polvo enamorado

entre errores y aciertos

compartamos agua, pan, dolor y amor

encendamos la llama...

la noche fermenta mis deseos

el agua desabrocha mi pecho

la luna se escurre suavemente

y cae en nuestras bocas

para consumir eternidad y espacio

encendamos la llama...

escucha mi epílogo romántico

pues las palabras modelan mis pasiones

deja que los hechos construyan los recuerdos

.
*ágape*

Cuando llegue la noche



...
cuando el horizonte esté lleno
de fulgurantes estrellas
el hálito de mis pechos nacerá en tu boca
bajo los pliegues de tus manos
entre la llama de tu sexo
.
mientras el alba muera
entre sábanas traviesas
no habrá distancia entre tu piel y mi cielo
el tiempo perderá el alma
el mar se llenará de olas/fuego
colisionarán las ganas, los puntos cardinales
mi beso y tu beso
.
.
.
viviremos el lenguaje
del
“te esperaba”
.

Porque he vivido...



Yo también abrí mi corazón desolado alguna vez
padecí el maltrato de la gente que me crucificó
pero no me detuve
sentí escalar los peldaños del vacío
sufrí la agonía de mí pena
lloré desconsoladamente pensando
en lo que me abrumaba
sentí que no podía seguir así
sin un destino que me mereciera
me reprochaba la fragilidad
la voluntad se desvanecía
y me quedé sin aliento
exclamándole a un Dios incierto
¡Ayúdame!
resucité en los brazos
de una nueva esperanza
después del viaje que hice
conseguí las huellas de mis pasos
orientando el sendero de mi vida
vi la luz coger mis manos
apresurar mí encuentro
tuve repentinamente frente a mí
mi propio reflejo
y entonces supe lo que era

.
Gracias por compartir tu escrito
Cinthia Méndez

No estoy triste...



Busco formas, palabras, instantes...
que no te nombren en mi jungla mental

en silencio aguardo
sobre gotas saladas ardiendo en el suelo
con la sangre en mi piel
y entre la piel no me queda nada

....acaso huesos que me sostienen...
...tal vez la vida que no besa, que no habla...
...quizá una mirada que calla lo que el labio no soporta...

no estoy triste
sólo que las estrellas ya no están en mi cielo
la luna escarlata se burla de mi insomnio
las luciérnagas guardaron su lumbre
y la lluvia me negó su arpegio

pero, no estoy triste
aún, dentro del llanto estoy sonriendo.

Me arde la piel



Afuera las hojas crujen
retratan tu mensaje entre líneas
en las calles sobreviven los transeúntes
caminan sin mirar, indiferentes
dentro, soy un transeúnte más
¿vivo?
¿respiro?
¿qué siento?
hay demasiado espacio entre mi piel y tus dedos

afuera, entre el manto nocturno
una estrella se dilata, cae en mi iris
mi alma levita entre ejes de memorias y acertijos
mis labios suspenden el amor
arrugo mi voz, acallo el gemido

dentro, la locura gotea ágilmente
se deforma la palabra
shhhh...
me arde la piel

¡a veces sólo necesito llorar!


.

Caminito...



me viven las nostalgias que murmullan


entre lagunas y faroles nocturnos


brisas frías, colores brillantes


atávicas montañas


aromas de café y panela


sensaciones de sueños escondidos

también, vives en mi piel, primavera radiante


te siento pétalo que adorna mi abrigo matutino


golpe de ola que acaricia mis labios


licor vehemente que habita en mis piernas


y es que... me viven las nostalgias


del beso que no llega


de mis caminatas a solas


de los caminitos con flores que aún no visitas


tú: sueño y cuento infinito


te siento pétalo en mi cuerpo


¡no tardes en llegar!

Entre sueños y distancias


"vives en el umbral de esta boca
que tanto conoce de sed"
Gregory Zambrano

.

.

.
tu voz habita en mi vientre

vives y me pactas

y junto a la cuenca de tu pecho

soy transeúnte de arrugadas sábanas
.

toma mi mano entre sueños y distancias

encuéntrame pequeñita bajo tu almohada

atando lenguas para soliloquios

dibujando tu rostro en las montañas

.

amor, tu ya lo sabes…

vives y me pactas

te siento y me sientes

en las huellas de éstas palabras

más la distancia me extraña y me visita

y un rumor de sombras me llama

.

.
*ágape*

Caídas de Amor



el deseo fue puliendo en silencio

un fruto inmaduro. Me acuesto a tu lado

y bebo en la fuente que tu me abres

en ella me pierdo y ardo y todo.

Amor ciego. Te doy el fuego sagrado

que me queda, un vaso lleno de mundo.

Amarte es viaje que no acaba

contigo voy, hacia lo alto

y hacia lo hondo

.

.

Casimiro de Brito
.
.

Quién pudiera...




quién pudiera romper del cielo tanta anchura

tanta distancia que moja y palpita

mientras el amor se trenza en mis cabellos

.

quién pudiera ser estrella al viento

y con un soplo de fragantes palabras

transitar por tus manos

adherirse a tu pecho

.

quién pudiera hablarte de unicornios azules

a media luz, entre la noche

hacerte ofrendas entre besos extensos

capturar tu perfume

y rasgar el himen de lo incierto

.

quién pudiera llenar de flores tu boca

aún estando ausente

aún estando lejos

dime...

quién pudiera sentir lo que ahora siento

.

Arcoiris Noctámbulos



Entre el placer y la nada
elegí escalar a tus alas
para cruzar el edén entre arcoiris noctámbulos
mis labios no te harán daño
deja que me ate a tu cuerpo unos instantes
mientras mi tacto te trasmite todo cuanto callo
vaciaré en ti mi todo
mi amor no retorna a cero
esperemos el alba entre susurros
es tiempo de libélulas inmortales
y relojes suspendidos

Hora espectante



jirones de versos sobre la mesa
ojos llameantes
frases de fuego encendidas sobre mi pecho
igual que su voz esa noche
hebras desprendidas de la piel tatuadas con su efecto
alma sincera, manos que seducen
tentación que sonríe
vibración, dualidad
sé que sólo debo amar con mis palabras
más yo traiciono ese pacto
.

*ágape*

Alma abierta



Creo que me desnudan mis actos y mis no actos
creo que me desnuda el vértice de mi tacto
cuando a metros de distancia está lo que anhelo
creo que me desnuda el tiempo inclemente que se lleva todo cuanto quiero
y huyo entre árboles etéreos, entre musgos de matices variados
para alejar la pesadez que me encadena
mientras mis pudores se adhieren a las piedras por donde caminan los seres
creo que me desnudan mis ansias y también mis temores
que como rayo inmune hacen presencia cuando no los llamo
creo que me desnudan las melodías y las canciones
tanto como la realidad y el arcano de mis sueños
creo que me desnudan lo que digo y lo que callo
cuando existe una lumbre en mi alma
y me siento descubierta por quien amo
entonces...
me desnudan las miradas, 
pero también las palabras.

Respecto a ti



...
Siento temor cuando te despides
con un adiós seco en mi mejilla
mi calma se astilla y gime
el aire se vuelve humo denso
tu perfume agrieta mis ojos
tu voz palpa mi cuerpo

Inútilmente comienzo mi ritual del olvido

endoso mi sentir en páginas de textos
me hundo en una abstracta libertad
me invento quehaceres absurdos
más tu recuerdo se instala en mis bolsillos
me sigue como verbo enérgico

Siento temor

conozco el camino para regresar a ti


.



Amanecer frente al mar

...
me quedaré con los veleros matutinos
en ésta costa sosegada
donde el rastro del tiempo disipa las voces de los amantes
me quedaré escudriñando tu mirada enigmática
desnudando tus verdades aprisionadas
y detrás de tu sonrisa
descubrir un rastro olvidado en la arena
que limpie mis heridas de sal
me quedaré a naufragar
mientras la claridad ofusca mis sentidos
y ya no existirán los veleros
y ya no sostendré tu mirada
más el tiempo seguirá insaciable
consumiendo mis penas
arrullando mi soledad cotidiana
entre el abrigo húmedo del amanecer
...

Olvidé Morir






Las cicatrices sirven
para recordar que el pasado existió
mucho más las que deja tu ausencia en mi cuerpo
y las que no sanarán y no serán cicatriz
sino la herida punzante en mi pecho

Las cicatrices nos avivan lo olvidado
tentaciones, risas, placeres, soledades
no es la marca del cuchillo o el disparo
de tu voz lo que me aflige
es la duda incansable por no saber
si era posible amar


Palabras falsas y sonrisas quedas
abundan en los hilos que me recubren
un tal vez y un quién sabe
entre tus manos invisibles me resguardan
aún vivo entre tiras de pesares que suturan mi alma
más no te traigo ahora para que sanes mi piel
sino para recordar que no tuve temor
en mis cicatrices y heridas está la prueba
yo combatí por ti
perdí mi vida
olvidé morir
.
.
.

El dragón de mi amor



Ya no se escurre mi piel del hastío 
en mi cama llenaste el lugar olvidado
se ha ido el vacío del oeste de mi almohada

cada noche mis pechos como soles te invitan a morir en sus cimas
son dos montañas que presurosas te piden conquistarlas
te dejo sin armas
cedes ante mi hechizo
recorres infinitos caminos sobre mi
me los muestras
los invento
mi cabello es uno de esos caminos 
te lleva al elixir de mi boca
allí habita el dragón de mi amor
alborotando tus sentidos 
fulgurando tus labios 
arropando tus adentros

ya mis días no son murmullos silenciosos
ya mis noches no son inertes 
no hay recovecos en mi vida
el dragón de mi amor 
incineró todas las dudas
...

Entre las sábanas



Ella, frente a la ventana abierta de su habitación, observa las primeras gotas del cielo adormecido; cierra sus ojos, prefiere escuchar los cristales de agua correr por la pared, poco a poco se empapa la pintura envejecida, los vapores escondidos del orbe levantan vuelo y el silencio hace eco, pero en sus oídos no caben más reproches. Desnuda, desde su cama recuerda, mira la lluvia que cae, entre las sábanas quisiera tener a alguien a su lado, alguien que esté cantando aquella tórrida canción que recuerda en días como estos, alguien que desnude el infinito, que no le tema a la humedad de la media noche.

¿Cómo dice esa canción? Trata de recordar, pero siente caer una gota en su pecho, sólida y aguda. Ella abre sus ojos y la ve resbalar ¿Es lluvia? ¿Es lágrima? ¿Es sudor? Mientras se desliza trata de alcanzarla con sus dedos, la toma, la absorbe. La lluvia la salpica ¿qué importa? Aquella mujer recuerda, se enreda entre las sábanas y seca su sudor, ella piensa en su vida, sueña más allá de las sábanas, más allá de la lluvia en sus ojos, ella siente su cuerpo aún mojado y luego... aquella canción. Ella, desde las sábanas, mira la lluvia que cae, es demasiado tarde, el cuarto se hace pequeño y recuerda, siente, bebe sus lágrimas. Ella espera una caricia, manos de gasa que cubran sus heridas. Ella sueña desde las sábanas con un mundo más allá de ellas. 

Ella tiene frío, prefiere dormir, pero su mano se desliza entre el tejido blanco, tacto hundido entre la carne, cierra sus ojos. Ella humedece la punta de sus dedos, mano que resbala entre la lluvia mientras el universo se contrae. Ella sonríe y olvida sus cicatrices, prefiere olvidar, siente su cuerpo caliente, pero la cama tan fría. Ella sigue soñando mientras se empapa, la lluvia la abraza, la lluvia la salpica entre las sábanas, desnuda. ¡Ella no sabe cuándo despertará!

HOY NO SOY UN ÁNGEL





Hoy me siento rebelde
quiero vivir de manera intensa
mucho más que siempre

Hoy no huyo de lo que siento
me despojo del ropaje
que cubre mi sensibilidad
quiero romper el tiempo
que me separa de mi sentir de mujer

No quiero fingir, ha sido suficiente

Se que no amas como yo
se que no sientes como yo
que más da... las razones
no bastan cuando se ama de la
manera que amo, ni los por qué
son respuesta valederas cuando
el corazón, mucho más que la piel,
manifiesta su decisión

¿Acaso se puede decidir a quién amar?
Pues, NO, basta de palabras lindas.
Hoy no soy un ángel
hoy estoy molesta por mi suerte
Quiero olvidar
olvidar, olvidar...

Mis sentimientos no son color rosa
son fuego y agua en ebullición
¿puedes sentir mi fulgor?
Busquemos un lugar para amarnos
no tengo miedo a las tormentas

¡Atiéndeme!
...

Con la mañana

CON LA MAÑANA
-->


Ascendiendo
descendiendo
por el camino del alba
la cuerda se revienta
las miradas son escasas
cuerpos mojados
lenguas desatadas

la oscura noche se retira

las estrellas se apagan
gritos sordos llaman a lo lejos
gemidos en el aire


humedad

silencio

piel cálida, suave
un mundo de sueños
aromas extraños
desafiantes
ascendiendo

penumbra entre los cielos
voz
anhelos
saciedad
descendiendo
humedad
silencio


“Regresaré para amarte otra vez”


AYER...



Hoy intentó llover como ayer
sentí el frío viento en mi rostro
mis cabellos lacerados
mi voz pasiva
el desgaste de mi mirada
mi boca fruncida


Hoy quise llorar como ayer
sentí un dolor pálido en mis manos
miré el árbol envejecido
toqué el cristal de tu piel


Hoy las nubes se llevaron el atardecer
Ahora me hundo en la noche silenciosa
en los quehaceres del mañana
en el insomnio
vuelvo a mis lecturas obligatorias
a las huidas del tiempo
Me pregunto si mañana lloverá
...

IMAGEN



Las letras nacen oscuras, no hay “pero” que valga, la tinta de mi pluma no da marcha atrás. Papeles blancos y en él letras negras, por qué ir en contra de eso, esa es mi naturaleza tal vez mi destino. La pluma corre por su cuenta, yo sólo observo. Soy un testigo de mi vida y de mi fallecimiento.

Ahora trato de dormir, murmullos me agitan y despierto, ando insomne por los pasillos, camino por un túnel, los sueños no son míos y ya nada me queda. Trato de dormir, me envuelvo entre las sábanas, pero aún siento frío.
...
Todo es demasiado real para ser mentira.

¡Saciedad!



Hoy estoy llena de una húmeda sensualidad
sumérgete en ésta borrasca de gemidos
aglutinados en mi sexo
sin vacilaciones
sin el ropaje del recelo


...


En cándida espera
poco a poco me hundo en tus sedientas manos
que tratan de alcanzar mis más oscuros rincones
donde el encuentro de las ganas habitan sonrientes


...


Sigo cayendo hacia ti
mi carne se evapora con tu firme contacto
el placer en nuestros cuerpos
perfuma este ambiente único y secreto
mis labios palpitan acompasados
con tu volcánico aliento
las sensaciones
no conocen el límite


...


Mis muslos abren entonces sus alas
tu lengua aventurera explora
la geografía del austro de mi ombligo
atizas insaciable la ilusión desenfrenada
en el piso quedó derramado
el pudor y la vergüenza


...

Llenaré cada espacio




Esperando por ti mis cabellos se empalidecen
pierdo el brillo de mi mirada
esperando por ti se marchita mi alma.


Tal vez no llegues
estarás viviendo otra pasión
estarás feliz 

y esos brazos que ahora te aprietan
ya no te son ajenos


En algún lado también esperan por mí
me convertiré en luz y llenaré cada espacio
no quiero llegar tarde al encuentro


Colisionaremos un día y seremos un sol


SOY...



Lanzo mi pensamiento

al vacío

despliego mis adentros

al olvido

el placer me traiciona

el dolor hace mella en mis asuntos

por eso soy quien soy:

el ser y la nada

soy testigo de mis andanzas

por los caminos indebidos

soy

el mal y el bien

ambos conjugados

en mi piel de sal

de nácar

en mis manos

en mi sed

...

Cavilaciones I



El sol matutino
abre su trance a las cavilaciones
la mañana lanza dardos asertivos
mi habitación se torna infame
mil preguntas brotan de las paredes
los recuerdos saltan a la vista
los tuyos aún perdurables en mis sábanas
los míos jamás complacidos
¿qué tan lejana está tu piel de mis manos vacías?
ellas sólo conservan
tu perfume inventado, imaginado
sólo real en mis ansias
de mujer enamorada

¿Acaso tu piel te ha pedido la mía?
¿Acaso mi imagen te invita a sentir
aquello que es llamado furtivo?
el vapor de tu voz se cuela entre la ventana
y no hay pensamiento que te olvide
y no se borra en mí las ganas de un beso
¿sería capaz tu boca?

¿a dónde se han ido el amor y sus tentaciones?
es inevitable
mi cuerpo extasiado
te aclama
el día a penas despierta
queda mucho por responder
hay tanto que preguntar
sigues presente en tu ausencia
...

Nada más




Unamos tu alma a la mía 
contemplemos el cielo nocturno
caminemos sin mapa ni guía
transitemos el día y la noche
sin miedo 

y nada más.

Borremos nuestros complejos
absorbamos las caricias que nunca nos damos
contemos las horas que juntos estemos
probemos el fruto exquisito 

y sincero del sexo
olvidemos las normas

 miremos de frente
vayamos en contra de todos
amémonos para siempre

y nada más
...

Lamento...





No puedo darte lo que pides

no hay lugar para nosotros
en este mundo no existimos
no podemos ser

Muchos se oponen
hay demasiadas “razones de peso” para ellos
nosotros no entendemos de eso
pero no podemos ser
sus mentes están sujetas

Amor
no hay hogar para nosotros
sólo, hagamos silencio y no despertemos
no regresemos por ahora a la realidad
vivamos un minuto más éste sueño
afuera no será posible, no, no lo es.
¡Ay! Amor, no hay lugar...

Sueña junto a mí un rato.

Por encima de ellos hay un sentir
podemos luchar contra todo
sí, podemos...

Morir o vivir
en el intento.

Desafiar a la infinidad.

Hagamos silencio. No despertemos. 




Descubrir




Me fascina cuando me observas
con esa mirada expresiva que pareciera devorarme.
Tus ojos me llaman desde la distancia
se cruzan con los míos
me dicen tanto y a la vez nada.


Quisiera descifrar lo que me dicen
y lo que no pueden decir
entenderte
conocerte
desnudar tus pensamientos
con nuestras mudas palabras.
Amar el silencio que nos une y nos separa.

Silencio... distancia... miradas...

Podría describir el color de tus ojos
¿de qué serviría?
El color no describe al alma que les da vida.
Podría, quisiera
descubrir... ¡amar!
 


Mientras tanto continúo mirándote
uniéndome a ti de cierta manera
deteniendo el tiempo inexorable.

Espero desde éste lado del muro.
Sigo esperando, que me encuentres
que me alcances


descubriendo lo que guardas
lo que callas...

¡Aún contemplo tu mirada!

dejo que ella me ilumine

me pierdo


me atrapa.

Una vez más




Mientras tus ojos juegan con mi alma
diséñame como la “maja desnuda”
al borde de tu cama
esperando impaciente la hora
de nuestro encuentro

pinta una eterna caricia en mis pechos
dibuja pétalos de besos en mi vientre
explora el sur de mi cálido ombligo
déjame el perfume de tu piel una vez más

eres un deseo que palpita
con impaciencia entre mis cabellos
que te sonrojes no tiene nada de malo
que tiembles... tampoco
sólo bésame con ardor y sin premura
cúbreme con tus flameantes manos
ilumina ésta habitación con tus sentidos
matiza una flor en mi sexo
ven y ámame una vez más


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...